¿Bélgica?

Bélgica es el país de la cerveza, del chocolate y del cómic, pero también es un lugar a cuyo encanto es difícil no sucumbir. De hecho, varias cosas se fusionan con éxito en este destino: una acogida calurosa, el surrealismo, la creación y, sobre todo, el espíritu emprendedor.

Nuestro país, que cuenta con una ubicación central en el corazón de Europa, fue a lo largo del tiempo y de las distintas épocas borgoñón, español, austriaco, francés y holandés. Todas estas raíces explican por qué el visitante descubrirá en él un número incalculable de maravillas históricas, artísticas, gastronómicas, arquitectónicas (Patrimonio Arquitectónico) y naturales.

Pero Bélgica es también un gran lugar para la vida nocturna europea, que suelen frecuentar los jóvenes que siguen las modas y otros noctámbulos especialistas en todo aquello que sea «tendencia». Por este motivo, este pequeño Estado federal, sede de las instituciones europeas, es indudablemente un destino turístico por excelencia.