¿Dónde comer escuchando jazz en Bruselas?

¿Dónde comer escuchando jazz en Bruselas?

En Bruselas, entre clubes, cafés y restaurantes, el jazz se escucha en todas sus vertientes. Aquí os dejamos cinco direcciones para disfrutar de un concierto de jazz entre bocado y bocado. 

  • 1. Sounds Jazz Club, la casa del jazz bruselense

    Si te gusta el jazz, el Sounds Jazz Club es un lugar de obligada visita en Bruselas. Recibe artistas de jazz de renombre desde 1986, en un ambiente distendido y acogedor. Luz tenue, cortinas rojas, un aire de club americano... Cuando entramos en este club ya no estamos en Bruselas, sino en Nueva York o Chicago. 

    Y también se viaja con el paladar, gracias a una deliciosa cocina italiana —sus pastas bien merecen una visita— y unos cócteles que invitan a dejarse llevar por la música. En el Sounds, incluso los lunes se puede disfrutar de una noche de fiesta porque organizan conciertos todos los días de la semana. En pocas palabras, es la casa del jazz bruselense, un lugar que no te puedes perder si eres un amante del jazz. 

  • 2. Café Béguin – Jazz mestizo y carta exótica

    En el corazón de Bruselas, entre la plaza Sainte Catherine y De Brouckère, se encuentra el Café Béguin. Un lugar fresco y exótico, ideal para un brunch o una noche con amigos. Y si quieres escuchar jazz en Bruselas, estás en el lugar ideal: el Café Béguin propone conciertos o sesiones de jam varias noches a la semana. Aquí pasamos noches muy animadas bailando sus Afrobeats o sus Jazzy Jams. 

    Además, tiene una cocina fusión de África y el Mediterráneo. Pollo al caramelo, tabulé, buñuelos de yuca y mucho más. También tienen didons para compartir y pequeñas tapas como falafel, humus, ensaladas de lentejas, etc. En definitiva, una carta ecléctica y original para disfrutar escuchando buena música. ¿Qué más se puede pedir? 

  • 3. Café De Markten –  un jazz intimista

    También en los alrededores de la plaza Sainte Catherine, el Café De Markten cautivará a los amantes del jazz en Bruselas. Cada jueves, el café invita a un artista de jazz diferente en un ambiente íntimo y acogedor. El lugar ideal para entrar en calor y escuchar música en las largas noches de invierno bruselense. 

    El Café De Markten también ofrece una cocina refinada y creativa, con preparaciones sanas y deliciosas. Es la mejor elección para compartir una mesa llena de amigos o compañeros. Y cuando hace frío fuera, nada mejor que su delicioso vino caliente casero. 

  • 4. Caveau du Max – concierto de jazz y buffet libre

    ¿Sueñas con ir a un concierto de jazz en Bruselas en un ambiente distendido y acogedor? Si es así, no te pierdas el Caveau du Max, en Schaerbeek. Todos los meses organizan un concierto de jazz con buffet libre. Un cartel bien pensado y de calidad en un ambiente intimista. Atención, es imprescindible reservar de antemano: las entradas a los conciertos se agotan rápidamente... 

    Además, en el Caveau du Max te puedes divertir sin arruinarte. Tiene deliciosos tagliatelles, auténticos embutidos sardos, panceta, una lasaña para chuparse los dedos... Una verdadera delicia apreciada particularmente por los vecinos de este barrio de Bruselas.

  • 5. Théâtre Marni – una cita cultural bruselense

    Más que un teatro, el Marni es un punto de encuentro y de intercambio. Se puede asistir igual a un partido improvisado que a una obra de teatro o a un concierto de jazz. El Marni acoge particularmente uno de los principales eventos de jazz, el «River Jazz Festival», que tendrá lugar del 9 al 25 de enero de 2020. 

    Para empezar la noche con buen pie, queda en el Bistro del Marni, que colabora con los restaurantes del barrio. Según el día, podrás disfrutar de una lasaña, especialidades vietnamitas o platos vegetarianos. Pero cuidado: si prefieres cenar antes del concierto, no olvides reservar.