¿Dónde tomar un helado en Bruselas?

¿Dónde tomar un helado en Bruselas?

Un helado es la pausa obligada más golosa del verano. Apueste sobre seguro con sus sabores favoritos o atrévase a descubrir las insólitas variedades que proponen los heladeros de Bruselas.

El calor de verano invita a tomar un helado, a pesar de que no hay estación inapropiada para darse un gusto. En Bruselas, los mejores heladeros apuestan por la producción artesanal, natural... y original: sabor a albahaca, «pitufo», castaña confitada o incluso merengue... Un festival de sabores para deleitar su paladar. Y, para los que no sean muy de helado, existen algunas direcciones que convertirán su momento goloso en una experiencia 100% local.

  • Framboisier Doré

    Framboisier Doré es uno de los mejores locales para los amantes de los sorbetes. Al igual que ocurre con los helados, las recetas que utilizan aquí son tradicionales y se realizan con productos naturales. Este heladero conquista a sus clientes con sus sabores originales: a especias, nuez, flores, merengue e incluso crême brûlée... Disfrute de su helado mientras pasea por el barrio de Châtelain. Si tiene hijos, el parque infantil de Parc Faider les encantará.

    Rue du Bailli 35, 1050 Ixelles

  • Gelateria ll Monello 

    Gelateria ll Monello sirve helados 100% artesanales en un marco moderno y adecuado para los niños. Mientras que los más pequeños se sentirán atraídos por el helado Pitufo Spirou, los más mayores se decantarán por el sabor a albahaca. Atrévase a probar algo nuevo, no le decepcionará. Il Monello es el lugar ideal para refrescarse y protegerse del sol en las jornadas más cálidas del verano.

    Chaussée de Charleroi 31-33, 1060 Saint-Gilles

  • Chez Gaston 

    Pida un helado en la heladería Gaston y siéntese en la terraza para disfrutar de las vistas a la fuente Anspach, figura emblemática del embrujo del Senne. Todo es casero y se hace allí mismo con productos frescos y de calidad; la nata procede directamente de Ardenas. Situada en el barrio de Sainte-Catherine, ofrece una ocasión para hacer una pausa entre dos visitas para saborear un helado al sol.

    Quai aux briques 86, 1000 Bruselas

  • Cocozza

    Vaya con su cono de helado de Cocozza a dar un agradable paseo por el parque Josaphat, situado justo en frente. ¿Qué mejor que deambular por la hierba con un buen helado? Si prefiere sentarse a una mesa, cuenta también con una tranquila terraza. ¿Conoce el helado de castaña confitada? ¡Entonces, quedamos aquí para probarlo!

    Avenue des Azalées, 1030 Schaerbeek

  • Glacier Zizi 

    Los helados de Zizi son para tomarlos en familia o entre amigos, ya sea en el salón de la heladería o en uno de los bancos cercanos. Con un saber transmitido de padres a hijos desde hace tres generaciones, Zizi ofrece helados artesanales sin colorantes y con sabores originales. ¿Busca un lugar donde tomar un buen helado por la noche? Está en el lugar adecuado: durante el verano, Zizi abre hasta la medianoche los siete días de la semana.

    Rue de la Mutualité 57A, 1180 Uccle

  • La Gelateria Bargello

    A unos pasos del barrio Real, en la Plaza de la Libertad, La Gelateria Bargello está especializada en la creación de sabores de vainilla de Madagascar y de avellanas del Piamonte. Este concepto único combina la elegancia de la escena contemporánea con el saber hacer florentino. ¿Le encanta descubrir nuevos sabores? Sin problema. ¡Pruebe y, si le gusta, pídalo! Descubra también una amplia variedad de productos veganos: flor de Bergamota, Ricotta Miele o sorbete de aguacate.

    Place de la Liberté 5, 1000 Bruselas