El invierno en Bruselas para los niños

Cuando el invierno muestra su cara fría, Bruselas abre sus brazos para que puedas experimentar emocionantes aventuras familiares con tus pequeños bien resguardados del frío.
¡Vamos, anímate!

Puedes correr a lo largo del Atomium, sus brillantes esferas y sus ininterrumpidas vistas de la ciudad. Se te pondrán los pelos de punta con la exposicion Los primates, también podrás comparar tu altura con los dinosaurios en la fortaleza de art nouveau del Real Instituto Belga de Ciencias Naturales. Puedes conocer a sombreros parlantes en el Museo Magritte Museum. Puedes montar en una camioneta que cree que es un submarino para descubrir los diferentes lugares de Bélgica y puedes disfrazarte como el Primer Ministro en el Museo BELvue. Puedes disfrutar de un mágico interludio y disfrutar de juegos y diversión en el Museo de los Niños de Bruselas. Así mismo, puedes ahondar en las profundidades de Bruselas en el Museo Sewer Museum. Puedes experimentar la aventura de los trenes de tamaño real en una antigua estación de tren mágica en Train World. Puedes aprovecharte de Los placeres de Invierno que encenderán el corazón de la ciudad con una gran pista de hielo y la noria, un árbol de navidad y un belén, rotondas mágicas...y descansos para tomar deliciosos aperitivos: patatas fritas, gofres y chocolate caliente.

¿Te gustaría experimentar el arte bruselense de manera que te deje sin aliento? Entocnes ábrete paso a través de Bronks: el teatro juvenil público de habla neerlandesa, que habla todos los idiomas. Descubre la hechizante escenario y los rincones secretos de Théâtre de la Montagne Magique... y termina el invierno confortablemente en Anima, el festival que deleita a los amantes de las películas de animación desde los 7 hasta los 77 años.