Un domingo en el barrio de Châtelain-Bailli

Un domingo en el barrio de Châtelain-Bailli

Situado en Ixelles, el barrio de Châtelain-Bailli es muy dinámico y moderno, lleno de tiendas conceptuales y coloridas calles con edificios de fachadas modernistas.

¿Qué le parecería pasar un domingo descubriendo la vida de Victor Horta y agradables y coquetos restaurantes y bares de moda? El barrio ofrece numerosas actividades y un hermoso oasis verde en el corazón de Bruselas.

  • 10h00: Para empezar bien el día

    Belga&Co es una antigua casa bruselense transformada en cafetería típica de barrio en la rue du Bailli. Su especialidad: ¡excelentes variedades de café para todos los gustos! Este bar es un apacible rincón con iluminación tenue y un pequeño jardín para disfrutar del buen tiempo.

  • 11h00: Un paseo entre obras de arte

    Si el cielo está despejado, desde la rue du Baillie podrá disfrutar de unas magníficas vistas a la Iglesia de la Sainte Trinité. Esta pequeña iglesia de fachada barroca tiene mucho encanto. Deténgase a contemplar el hermoso escaparate de la libreríaPeinture Fraîche antes de tomar la rue Defacqz para descubrir dos fachadas modernistas, Maison Hankar. Si sigue teniendo ganas de descubrir obras artísticas, piérdase por las calles Van Eyck, de l’Abbaye y Sant-Georges para contemplar los escaparates de las numerosas galerías de arte.

  • Para los menos madrugadores

    Nada mejor que saborear un delicioso brunch antes de comenzar un hermoso día. Visite la cafetería de Lulu Home Interior entre las 11 h y las 15 h, situada en medio de una bonita tienda de decoración escandinava. Platos a la carta, dulces y salados, macedonias de frutas y todo lo que habitualmente podemos encontrar en un brunch de calidad.

  • 13h00: un paseo digestivo al sol

    El Parc Tenbosch es un remanso de paz en pleno centro de la ciudad. Los bruselenses se dan cita aquí para echar una partida de petanca, caminar por sus paseos o acompañar a los niños al parque infantil. Salga del parque por la rue des Mélèzes, en dirección a Pêle-mêle para buscar libros, CD o juegos de mesa de segunda mano. Directamente comunicado con Pêle-mêle, el Garage à Manger ofrece su brunch y una zona de juegos para los niños. Una parada perfecta para los padres que necesiten una pausa entre dos actividades.

  • 15h00: Pausa para visitar un museo

    Los domingos, el Museo Horta le espera entre las 11 h y las 17:30 h para una visita de una hora. Descubra la casa personal del célebre arquitecto de Bruselas Victor Horta. Si prefiere una visita más adecuada para niños (¡y para su espíritu geek!), el Museo de Arte Fantástico está justo al lado.

  • 16h30: El momento dulce más esperado del día

    Ya de regreso por la rue du Page, Lilicup le ofrece una gran variedad de excelentes cupcakes originales. ¡Los hay para todos los gustos! Si prefiere los helados, le recomendamos más bien la heladería Framboisier Doré. Es el lugar ideal donde degustar un helado mientras pasea por el parque Faider, justo al lado.

  • 17:30 h: ¡Hora del aperitivo!

    Visite Supra Bailly para tomar un aperitivo en la terraza antes de tomar una exquisita cena un poco más allá. Situado en la rue du Bailli, este café es toda una institución en el barrio. El personal es acogedor y los precios, para todos los bolsillos. Elija una de las innumerables cervezas y mézclese entre el público más dispar en un ambiente típicamente bruselense.

  • 19h00: Les Fils à Maman

    Para la cena, le recomendamos Les Fils à Maman. Cocina tradicional inspirada en los platos de la infancia de una pandilla de glotones empedernidos. Siéntase como en casa y, como mamá solía decir: ¡acábeselo todo!

  • 21h00: Una terraza con puesta de sol

    Suba a la 7.a planta del Jam Hôtel (¡muy popular por sus afterworks!) para tomar la última copa, relajarse junto a la piscina y disfrutar de una hermosa puesta de sol. Si busca un ambiente más distendido, regrese al Supra Bailly. Este bar abre hasta bien entrada la noche...