Un domingo en el barrio de Flagey

Un domingo en el barrio de Flagey

Situado en elcorazón de Ixelles, el barrio de Flagey es una encrucijada cosmopolita al mismo tiempo que un verdadero centro cultural donde la vida es buena.

Flagey es un barrio animado por excelencia que ofrece hermosos paseos y un ambiente festivo tanto de día como de noche. En las calles de los alrededores hay numerosos cafés, restaurantes y tiendas locales que dan vida al vecindario. Brunch, aperitivos, paseos al borde del agua, descubrimientos arquitectónicos y conciertos son todas actividades que usted puede experimentar como un bruselense.  

  • 10:30h: Haga honor a la tradición

    Para comenzar bien el día, el mercado de Flagey tiene la tradición de dar la bienvenida a los amantes de las ostras de Bruselas con una copa de vino blanco. El ambiente es local y relajado. Para aquellos que desean comer en el mercado, los pequeños puestos ofrecen comida callejera de calidad. Y para aquellos que quieran tomarse su tiempo pueden dirigirse a La Petite Production para degustar un brunch. 

    11:00h: Vayamos a disfrutar del brunch

    Para comenzar un día lleno de descubrimientos, es recomendable cargar las baterías. Y quien dice domingo, ¡dice brunch! La Petite Production ofrece los tradicionales brunchs con panqueques, yogur / granola, huevos escalfados o tostadas francesas. Si lo desea, puede hacer un desvío hacia la plaza Fernand Coq para comer en el Café Tulipant, cuya terraza, perfectamente soleada, le da la bienvenida para disfrutar de un colorido brunch.  

    13:00h: Pequeño paseo digestivo  

    Diríjase hacia la Abadía de La Cambre a través de los estanques de Ixelles para disfrutar de un paseo digestivo. Aproveche la oportunidad de contemplar las espléndidas casas art nouveau y art deco. Para aquellos que quieran reposar en las sillas de la terraza, pueden dirigirse a la Ginguette Gisèle a la entrada de la Abadía. Dependiendo del programa, puede disfrutar de pequeños conciertos o participar en un concurso de petanca.    

    16:00h: Tomarse un helado    

    Debido a que ha llegado la hora del helado, camine por los estanques en la otra dirección, a pie, en una moto o en autobús, para tomarse un helado en Capoue. Esta es una oportunidad para acercarse a su destino nocturno. Siéntese al borde del agua, en un banco o en la plaza Flagey, tan pronto como el sol llegue a la punta de su nariz; cada esquina es el lugar perfecto para relajarse.

    18:00h: ¡Es la hora del aperitivo!  

    Reúnase en la cafetería « Chez Ta Mère », un moderno bar de cócteles conectado a una pequeña terraza. La característica especial: algunos cócteles se sirven del barril. Si desea un aperitivo salado, hay algo para picar. Regularmente hay músicos que nos ofrecen un pequeño concierto.  

     

    20:00h: El buen plan de comida callejera  

    Experimente la cocina oriental de My Tannour degustando su especialidad siria: pasteles dehalloumi cocinados en un « Tannour » (horno grande de madera de terracota). Puede que tenga que hacer un poco de cola, pero este espectáculo cultural vale la pena. Si le apasionan las pizzas, vaya al Aperitivo Bar & Pizzeria CŎCĪNA, dirigido por auténticos italianos.  

     

    21:00h: Una bebida en el café Belga 

    El Café Belga es, sin duda, el centro festivo de los residentes de Bruselas en el barrio de Flagey.  Incluso los domingos encontrará gente para tomar una copa. Abierto hasta altas horas, este es el lugar de moda para terminar su fin de semana con estilo.