Este verano, muévete por los parques de Bruselas

Este verano, en los parques de Bruselas hay mucho más que hacer que salir a pasear, correr o ponerse moreno.

Los 28 m² de zonas verdes por habitante que convierten a Bruselas en la capital verde de Europa permiten practicar numerosos deportes y disfrutar de distintos espacios al aire libre. Disfrute al máximo de las increíbles actividades estivales que encontrará en Bruselas.

  • Actividades estivales en los parques

  • The Park to Be

    En los meses de julio y agosto, el Parc Josaphat se convierte en el parque en el que hay que estar gracias a las actividades de la programación The Park to Be. Más de 150 actividades, 9 fines de semana temáticos... Venga a disfrutar de todas estas sorpresas en familia, con amigos o con sus compañeros.

  • Cursos de taichí

    En verano, podrá disfrutar de cursos de taichí gratuitos en diferentes parques de Bruselas.

    • Parc du Solarium en Neder-Over-Heembeek: miércoles de 14:00 a 15:30
    • Parque de Bruselas (quiosco): jueves de 12:00 a 13:30
    • Parque del Cincuentenario (Espace S del Cincuentenario): martes y viernes de 14:00 a 16:00
    • Bois de la Cambre (Jeux d’hiver): sábados de 14:00 a 16:00
    • Parque Sobieski (zona de juegos): sábados de 14:00 a 15:30
    • Marché aux Poissons (salidas de metro): domingos de 11:00 a 12:30
  • Ocio náutico

    ¿El sol está en su punto más alto? ¿Le apetece refrescarse un poco? Monte a bordo de una embarcación, un bote a pedales o una barca para dejarse llevar por la corriente junto a su pareja, su familia o entre amigos.

    • Bois de la Cambre:  la isla situada en medio del estanque será el lugar perfecto para jugar a los robinsones. La aventura comienza nada más coger el ferri. Es imprescindible visitar Chalet Robinson y probar su helado con spéculoos, el cual podrá saborear en su gran terraza; disfrute del amplio césped con tumbonas y contemple los conejos brincando y los majestuosos cisnes. En verano, unas cincuenta barcas procedentes directamente de Nueva York le harán pensar que está en Central Park.
    • Estanques de Mellaerts: pescadores o patrones de botes de fin de semana, ¡aquí hay sitio para todos! ¡Elija su bando!
    • Canal de Bruselas: en pleno verano, Bruxelles-les-Bains ensalza la figura de los remeros y de los ciclistas sobre la hierba. Y, los domingos por la tarde, llega el turno de los kayaks y los botes de pedales en el canal. Para los más curiosos, existen cruceros guiados por los lugares secretos del puerto de Bruselas o por la ciudad organizados por Brussels by Water o La Fonderie.
  • Jogging

    Nada como un parque para salir a correr tranquilamente. Este deporte se practica en todos los parques de Bruselas, pero los corredores tienen una ligera preferencia por el parque de Bruselas y el parque del Cincuentenario con sus sendas oscilantes. Los más apasionados podrán descubrir Bruselas mientras corren gracias a Brussels Sightjogging.

  • Eventos culturales y musicales

    Aquellos con ganas de moverse por los espacios verdes, no se pueden perder los eventos culturales y musicales que este verano se celebran en los parques de Bruselas.

  • Descubra los parques de Bruselas

  • En pleno centro y a tan solo unos metros de la Grand Place, deambule por el jardín del Mont des Arts o por el pequeño parque de la catedral de San Miguel y Santa Gúdula. A escasos metros, las grandes sendas del magnífico parque de Bruselas invitan a los visitantes a pasear, a hacer footing o a participar en sesiones de taichí y yoga.

    Al final de la rue de la Régence, acceda a la bonita plaza del Petit Sablon y contemple las estatuillas de bronce de los antiguos oficios situadas en la reja que rodea la plaza. Después, suba por la rue aux Laines, entre en el parque de Egmont y disfrute de la calma que le ofrece el césped soleado...

    En el corazón del barrio europeo, el parque Léopold constituye un auténtico refugio vegetal. Déjese seducir por los estanques de Ixelles y su paseo bordeado por varias joyas del art nouveau y el art déco.

    Cuanto más se aleja uno del centro, más espectaculares se vuelven los espacios verdes: una buena muestra es el parque del Cincuentenario con sus museos e impresionantes colecciones, o el parque de Woluwe, de estilo inglés y con una extensión de 71 hectáreas. Al final de la avenue Louise, el Bois de la Cambre le permitirá pasar de la ciudad al medio de la naturaleza en tan solo un instante.