Atracciones y ocio en Bruselas

Bruselas hace lo imposible para ofrecerle lo mejor: Para los soñadores y la gente pausada está el techo de estrellas del Planétarium, o el bar de la siesta. ¿Con ganas de refrescarse? Opte por un chapuzón en las aguas azules de las piscinas bruselenses históricas o tírese por los toboganes tropicales del parque acuático Océade. Para los amantes de la emoción: ponga rumbo a los «skateparks», al circuito de «karts» o a las partidas endiabladas de bolos y de Q zar. Y si desea «bruselizarse» del todo, tras haber recorrido el continente en Mini Europe, vaya a saludar a las marionetas del teatro de Toone, a tiro de piedra de la Grand-Place.

¡Vaya, lo sentimos! Pruebe algo distinto en Bruselas