La Altura de la ciudad baja

20

Antes, gracias a la actividad del puerto, la parte baja de la ciudad era el corazón económico de Bruselas. Los muelles, dársenas y el río Senne rebosaban de vida y actividad. El barrio creció por etapas y se fue extendiendo de manera orgánica por sus callejuelas y patios interiores. Estos últimos se convirtieron en viviendas, almacenes y fábricas del siglo XIX que también llegaron a perder su resplandor. Ahora albergan galerías de arte y diseño o fueron convertidos en lofts. La «gentrificación» puede resultar elegante, todo depende de cómo la vistes.

Temas de las visitas guiadas :  Barrios 

Duración: 2.30 hours

Idioma hablado :  alemán - francés - inglés - neerlandés 

Precio indicativo para un grupo de un máximo de 20 personas

Reservar ahora

Información práctica