Casa de Erasmo

La Casa de Erasmo debe su nombre y prestigio a la temporada que pasó en ella Erasmo de Róterdam en 1521. Convertida en un museo dedicado a este gran humanista del Renacimiento, es el envoltorio de una colección única compuesta por obras de arte (esculturas y pinturas de maestros flamencos), muebles y libros antiguos, entre ellos numerosas ediciones erasmianas. Si la Casa de Erasmo es una de las más antiguas de Bruselas (construida en tres fases a lo largo de los siglos XV y XVI), a partir de 1932 fue objeto de una restauración completa llevada a cabo, en el más puro historicismo, por Daniel Van Damme, fundador del museo, con la ayuda del arquitecto Charles Van Elst, que también construyó la casa de Maurice Carême. Los espacios interiores se reorganizaron entonces en salas de museo que fueron decoradas (entre ellas, una sala con las paredes totalmente cubiertas por suntuosas pieles de Córdoba) y amuebladas con mobiliario procedente de la antigua colección del ministro Vandenpeereboom. El interior es, por tanto, una reproducción cuyo fin es dar a los visitantes la idea de lo que podría haber sido una residencia en el Renacimiento, basada en parte en documentos históricos (despacho de Erasmo frente al jardín) y en hallazgos arqueológicos como el maravilloso friso pintado al fresco del primer piso. Detrás de la casa, un vasto jardín con grandes árboles que le dan sombra conserva algunos restos arqueológicos del antiguo castillo de Anderlecht, los cuales se encuentran, poéticamente, cerca de varias instalaciones de artistas contemporáneos.

Comprar la tarjeta Brussels Card

Información práctica