Cementerio de Laeken

Adornado con monumentos, unos más prestigiosos que otros, poco a poco se convierte en el «Père-Lachaise belga», inspirándose en el ejemplo parisino de 1804. Última morada de la nobleza y la burguesía. A lo largo de los siglos XIX y XX reagrupó las sepulturas de los personajes más eminentes de los ámbitos político, financiero, artístico (la cantante La Malibran, los arquitectos J. Poelaert y A. Balat), social e intelectual. Verdadero compendio de las tendencias artísticas desde el neoclásico hasta el expresionismo, pasando por el romanticismo y todas las corrientes neo, este museo funerario al aire libre alberga obras de los arquitectos y artistas de más renombre.

Información práctica

  • 1020 Laeken