Cementerio de Schaerbeek

Aunque más discreto que el cementerio del Père Lachaise de París, el de Schaerbeek también puede considerarse un imprescindible para los visitantes de nuestra capital. Este ofrece un ambiente apacible para un paseo en el que coincidirá con diversas figuras emblemáticas bruselenses. En nuestro deambular, nos cruzamos con numerosas personalidades vinculadas al surrealismo, como el matrimonio Magritte o el poeta Marcel Mariën, en cuyo epitafio leemos: «Il n’y a aucun mérite à être quoi que ce soit» (No hay ningún mérito en ser lo que sea). El cementerio de Schaerbeek es abrigo para diversos personajes ilustres, como la integrante de la resistencia belga Andreé De Jongh, el explorador Ernest Cambier y el estadista y a su vez escritor Louis Bertrand.

Información práctica

  • Rue d'Evere 4
    1140 Evere