El Museo de los Niños de Bruselas

Pionero en europa, el Museo de los Niños se sitúa en una bella mansión que ofrece unos 600m² de espacios de exhibición. En un ambiente educativo, donde jugar tiene un papel clave, no encontramos ni ordenadores ni videojuegos. Escenarios y decorados escénicos, muñecos de madera o talleres son sólo algunas de la herramientas que el museo utiliza para ayudar a los niños a descubrir el mundo que les rodea, así como a ellos mismos. Cada exhibición es una creación exclusiva que se beneficia de la orientación de varios especialistas de diferentes áreas de los campos del trabajo educativo.

Información práctica