Museo Wiertz Museum

492

El museo, que ha preservado su atmósfera original, está dedicado al pintor, escultor y escritor Antoine Wiertz (1806-1865), una figura artística bastante controversial en el movimiento romántico belga. A Wiertz le encantaban los espectaculares lienzos gigantes para saciar su sed por lo excesivo, como su “Griegos y troyanos peleando por el cuerpo de Patroclo” de más de 8 metros de longitud. Wiertz también es conocido por sus temas dramáticos y sus escenas de terror, tales como su “Entierro prematuro”. Su cuadro más famoso es probablemente “La belle Rosine”, en el cual una mujer joven está cara a cara con un esqueleto, reflejando la fascinación del artista por la muerte y la fragilidad de la vida humana. Wiertz también elaboró diversos retratos y autorretratos.

Información práctica