Clásica

Bruselas es una ciudad que no deja de sorprender y emocionar. Le espera para compartir con usted su mítica Grand-Place con sus adoquines y sus casas doradas, el Manneken Pis, con un fondo de armario más grande que el suyo, los bocadillos de sus cómics, sus fachadas Art Nouveau o su surrealismo. Y para disfrutar del estilo de vida bruselense, tómese su tiempo para enloquecer por sus delicias gastronómicas: sus patatas fritas crujientes, sus cervezas Gueuze y Kriek aromatizadas, sus gofres o su cautivador chocolate...

¡Vaya, lo sentimos! Pruebe algo distinto en Bruselas